El cine y su adaptación a la nueva era

Con la aparición de las nuevas tendencias en la vida tecnológica, el mundo del celuloide lucha por adaptarse, no quedarse atrás y mucho menos ser víctima del abandono de su espacio natural, las tradicionales salas de cine.

La industria de este llamado séptimo arte que por siglos ha tenido en el espectador su más firme aliado, ahora lucha a brazo partido con otras nuevas formas de ver cine y no morir en el intento, es por ello que se adecua a formatos más portables para no perder esos usuarios y en la medida de las posibilidades lograr ganar más adeptos.

Para lograr este cometido, y a sabiendas que muchos de sus usuarios viven sumergidos en sus dispositivos móviles, sean estos celulares o tabletas, entonces el cine se moldea a las circunstancias en procura de conservar el éxito

La migración del cine a nuevos formatos de visualización

En la necesidad de seguir a la vanguardia la industria del cine, está enfocado en adaptar sus películas a formatos de fácil descarga y poco peso tecnológico tales como el streaming herramienta mediante la cual el usuario puede  por internet, descargar el contenido del film y apreciarlo incluso antes de su estreno.

En algunos casos, por no decir en la mayoría  estas descargas del material audiovisual, tienen un costo el cual es pagado de manera directa o en el caso de suscripción a sistemas satelitales de televisión por cable, el pago se realiza a través de una tarifa especial que ofrece la empresa que tiene el servicio.

Otras herramientas de la que se ha adherido el cine para no perder espacios, son sin duda las redes sociales, pues a través de las distintas franquicias que existen, el usuario puede acceder si está interesado en ver la película.

Es de destacar que a través de las redes sociales, no solo pueden observar la película, sino que también pueden tener contacto con los protagonistas, conocer más a fondo la forma de cómo se produjo la cinta, en fin se logra una relación más íntima, por así decirlo.  

 

Dejar un comentario